Hoy Domingo 18 de Junio se celebra en México de manera especial el “Día del Padre”, con tal motivo el Arzobispo de Hermosillo Mons. Ruy Rendón, quién es fiel usuario de las redes sociales, compartió en Facebook un emotivo mensaje para todos los papás. 

Nos ha parecido un hermoso gesto y lo compartimos contigo, ojalá te sea de provecho:

La paternidad, don de Dios a la humanidad

Muy queridos papás:

Les envío, a través de este breve mensaje, una sincera felicitación a todos ustedes en este día tan especial para nuestras familias. Le ruego a Dios, nuestro Padre, que derrame en cada uno de ustedes las gracias necesarias para que sigan ejerciendo, con amor y responsabilidad, esta vocación tan grande que han recibido.
Ser padre es reproducir en la vida las actitudes de Aquél que nos ha llamado a la existencia, dándonos la vida; las actitudes de Aquél que es compasivo, misericordioso y fiel; que nos corrige y nos perdona por el amor que nos tiene; que nos educa por el Camino del Evangelio; que quiere nuestra felicidad pero no a través de las cosas materiales y caducas; que nos da libertad, pero no para causar daño; que se muestra cercano a través del diálogo y el tiempo que nos dedica; que tiene gestos y acciones que nos hacen crecer como personas; que no es egoísta, sino que está volcado en atenciones hacia nosotros sus hijos; que lucha por la unidad, la paz y la armonía de la familia humana; que nos propone la perfección, no la mediocridad ni la indiferencia; que procura nuestro sustento diario y nuestra salud integral; que nos ha amado dándonos a su propio Hijo; en fin…, son muchas las cualidades de Dios que todo papá debe integrar en su proyecto personal de vida.
Saludo en especial a los papás que pasan en este momento por alguna situación de sufrimiento. Pido a Dios nuestro Señor, por intercesión de San José, que les conceda aquellas gracias que más necesiten en su vida personal y familiar.
Vivamos este día del padre felicitando a nuestros papás y rezando por ellos, agradeciendo a Dios este maravilloso don concedido a la humanidad, pidiendo, además, por los papás difuntos; que el grato recuerdo de quienes ya murieron haga brotar en nuestro corazón una oración espontánea, a fin de que estén ya gozando del cielo prometido.
No olvidemos, por último, que el amor se demuestra con hechos, con buenas acciones. Por ello, el mejor regalo de un hijo a su papá no está en las palabras ni en las cosas materiales, sino más bien en ofrecerle una vida responsable y honesta.
¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

Compartir
Artículo anteriorEl papá debe ser fiel a su esposa y a sus hijos, dice Cardenal por Día del Padre
Artículo siguienteMons. Castro: Atentado en Bogotá es “coletazo de los enemigos de la paz” en Colombia
Nací el 3 de octubre de 1985, originario del Ejido San Agustín en el Municipio de Torreón Coahuila México, Realicé mis estudios en la escuela primaria del Estado "Liberación Proletaria", ubicada en la misma localidad; los estudios de secundaria fueron realizados en la escuela "Profesor José Rodríguez González, que se ubica en el centro de la ciudad de Torreón; mi educación preparatoria fue un poco accidentada, inicié dicha etapa en el "Centro de Estudios Tecnológicos y de Servicios #59" ubicado a espaldas de "Soriana Constitución" (Empresa de Súper Mercado Lagunera) en la ciudad de Torreón; sin embargo, permanecí en esa institución sólo un año (2001-2002), el 23 de agosto del año 2002 decidí Ingresar a la Preparatoria "Instituto Ciencias Humanas" (Seminario Menor), que se encontraba en el Ejido San Agustín, (donde sigo viviendo [hoy ya no existe dicha preparatoria, pues se transformó en el "curso Introductorio"]); no obstante en dicha escuela permanecí sólo dos años (2002-2004), para terminar los estudios de preparatoria en la "Escuela de Estudios Comerciales Computacionales y Fiscales" (ESCOFIS) donde sólo estudié un año (ciclo 2004-2005); en agosto del año 2005 ingresé al Seminario Diocesano de Torreón a la etapa del Curso Introductorio "San José" en el Ejido San Agustín, al año siguiente emprendí los estudios filosóficos en el "Seminario Mayor Santa María Reina", los cuales concluí en el año 2009; en ese mismo año ingresé a la etapa teológica en el mismo Seminario Diocesano, en junio de 2012, finalicé el tercer año de Teología, en enero de 2013 ingresé a la Congregación de los Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos) en la Ciudad de México concluyendo los estudios correspondientes a la teología en el Instituto de Formación Teológica Intercongregacional de México (IFTIM). Desde Noviembre de 2013 laboré en el Centro Pastoral Casa Saulo en la ciudad de Torreón, conocido popularmente como "Centro Saulo". Actualmente trabajo en la parroquia Inmaculado Corazón de María en la colonia Torreón Jardín.

Deja un comentario