Hoy por la mañana se dio a conocer que el Padre Salvador Carrillo Alday había fallecido, los católicos mexicanos sentimos profundamente está pérdida pero también nos sentimos alegres desde la fe por la pascua de este querido Sacerdote. En TVSAULO ofrecemos nuestras plegarias por su eterno descanso sabiendo que ya se encuentra cara a cara con Aquel que es la Palabra y al que predicó siempre con profundo amor a la Biblia. 

El padre Salvador nos deja para bien de la iglesia cantidad de publicaciones que seguirán nutriendo la fe de los católicos mexicanos. 

Les dejamos una breve semblanza del padre Salvador y les invitamos a seguir profundizando en sus textos. 

SEMBLANZA DEL FUNDADOR DEL IPB-SCA

P. Salvador Carrillo Alday M.Sp.S.

Salvador Carrillo Alday nació en Dolores Hidalgo, estado de Guanajuato, México, el 22 de julio de 1927. Hizo su profesión como Misionero del Espíritu Santo el 3 de mayo de 1944, y fue ordenado sacerdote el 1 de febrero de 1953 en Roma. Allí mismo, en la Universidad de Santo Tomás, obtuvo la licenciatura en Teología en junio de 1954. En septiembre de ese año, viajó a Jerusalén para dedicarse durante dos años, a estudios especiales de Sagrada Escritura en la Ecole Biblique et Archéologique de Jerusalem, donde obtuvo el diploma en mayo de 1956. Dios mismo fue preparando poco a poco los caminos para lo que Él quería del futuro del padre Salvador Carrillo, consagrado al estudio y a la enseñanza de la Palabra de Dios, y evangelizador en la Renovación Carismática Católica.

Dio inicio a sus clases de Biblia, exponiendo providencialmente el libro de los Hechos de los Apóstoles. Él cuenta que esa ocasión fue importante para su vida espiritual y para su magisterio bíblico. El centro de su primera enseñanza escriturística fue “el acontecimiento de Pentecostés”, página que marcó e iluminó su vida y lo preparó para su futuro apostolado. En ellas, el P. Carrillo invitaba a los laicos a leer y estudiar la Palabra de Dios en la Escritura, primero en conferencias nocturnas para laicos varones, y más tarde para adultos y jóvenes, hombres y mujeres. Con algunos de sus primeros estudiantes, organizó el primer viaje de estudios a las Tierras Bíblicas en septiembre – octubre de 1964.

Doctorado en Sagrada Escritura por la Comisión Bíblica del Vaticano en 1967, el P. Salvador retomó su magisterio bíblico en el Teologado de los Misioneros del Espíritu Santo. En diciembre del mismo año, las Autoridades Eclesiásticas erigieron el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos en el Seminario Arquidiocesano en Tlalpan, a fin de impartir la formación filosófica y religiosa a los estudiantes que se preparaban para el sacerdocio. El P. Salvador fue inscrito en la lista de Maestros de Sagrada escritura, e impartió cursos de Nuevo Testamento hasta el año de 1982.

El mes de diciembre de 1967 marcó un momento particular en la vida magisterial del P. Salvador Carrillo. En ese mes, en la comunidad del Altillo, nació el Instituto de Sagrada Escritura, como respuesta a las orientaciones del Concilio Vaticano II en la Constitución Dogmática “Dei Verbum”, que invitaba al Pueblo de Dios a acercarse a la Palabra de Dios en la Escritura para leerla, orarla, vivirla y proclamarla. En 1968 comenzaron a aparecer las publicaciones bíblicas del P. Carrillo. Los primeros libros publicados fueron “Introducción a la Biblia” y “Los Misterios de la Pre-Historia”, exposición doctrinal de los primeros once capítulos del Génesis.

 

LABOR EVANGELIZADORA – TEOLÓGICA

En marzo de 1983, el P. Salvador fue invitado por el Episcopado Latinoamericano para organizar la Sección Bíblica del Instituto Teológico Pastoral de América Latina (ITEPAL), en la ciudad de Medellín, Colombia.

En 1984 fue invitado para participar con dos conferencias en el Retiro Mundial de sacerdotes y obispos en la sala Pablo VI del Vaticano, contando con la asistencia de unos 7,000 participantes.

Regresó a México y se integró al cuerpo de profesores de la Universidad Pontificia de México, donde ocupó la cátedra de Nuevo Testamento durante 12 años

 

INSTITUTO DE PASTORAL BÍBLICA

Sin embargo, su principal magisterio, a partir de 1989, lo ha ejercido en el Instituto de Pastoral Bíblica (IPB), fundado por él mismo, procurando una enseñanza rica y sintética de los temas bíblicos y comunicando la sustancia doctrinal de los mismos. El pasado mes de mayo, el IPB celebró su XXV aniversario. El P. Carrillo nos recordaba el honor y la importancia que tiene el trabajo evangelizador en la Iglesia y en el mundo, con una palabra de la Escritura: “Que la Palabra del Señor siga propagándose y adquiriendo gloria” (2Ts 3,1), por todo el mundo, con su mensaje de salvacion. Al mismo tiempo que su magisterio, el P. Carrillo ha podido entregarnos el fruto de sus investigaciones y de sus clases de Sagrada Escritura en más de 72 libros publicados a lo largo de 36 años, así como en numerosos cassettes y cd´s que nos transmiten sus clases y conferencias

No podemos omitir la actividad intensa que a lo largo de 37 años ha ejercido el P. Salvador dentro de la Renovación Carismática. Él es uno de los primeros promotores de esta corriente espiritual en la Iglesia de México (diciembre de 1971). Perteneció al primer Consejo Arquidiocesano de la Renovación; luego fue miembro y Presidente del Equipo Nacional (1972 – 1983, 1988 – 1992); y finalmente sirvió durante seis años en el Equipo Internacional de Servicios de la Renovación Carismática Católica (ICCRS) cuando fueron publicados los Estatutos de la misma, reconocidos por la Santa Sede. Los libros del P. Carrillo sobre la Renovación Carismática exponen, sobre todo, la teología y pastoral de la Renovación, basada en los escritos particularmente del Nuevo Testamento. El punto central de la doctrina de la Renovación es “el bautismo en el Espíritu Santo”, como la actualización de un Pentecostés personal. A este tema importante, el P. Salvador ha dedicado varias contribuciones.

“COMIENCEN A LEER LA BIBLIA, Y ENCONTRARÁN UN TESORO”.

Compartir
Artículo anterior7 claves para entender por qué San Pedro y San Pablo se celebran juntos
Artículo siguienteFallece famoso sacerdote biblista mexicano
Nací el 3 de octubre de 1985, originario del Ejido San Agustín en el Municipio de Torreón Coahuila México, Realicé mis estudios en la escuela primaria del Estado "Liberación Proletaria", ubicada en la misma localidad; los estudios de secundaria fueron realizados en la escuela "Profesor José Rodríguez González, que se ubica en el centro de la ciudad de Torreón; mi educación preparatoria fue un poco accidentada, inicié dicha etapa en el "Centro de Estudios Tecnológicos y de Servicios #59" ubicado a espaldas de "Soriana Constitución" (Empresa de Súper Mercado Lagunera) en la ciudad de Torreón; sin embargo, permanecí en esa institución sólo un año (2001-2002), el 23 de agosto del año 2002 decidí Ingresar a la Preparatoria "Instituto Ciencias Humanas" (Seminario Menor), que se encontraba en el Ejido San Agustín, (donde sigo viviendo [hoy ya no existe dicha preparatoria, pues se transformó en el "curso Introductorio"]); no obstante en dicha escuela permanecí sólo dos años (2002-2004), para terminar los estudios de preparatoria en la "Escuela de Estudios Comerciales Computacionales y Fiscales" (ESCOFIS) donde sólo estudié un año (ciclo 2004-2005); en agosto del año 2005 ingresé al Seminario Diocesano de Torreón a la etapa del Curso Introductorio "San José" en el Ejido San Agustín, al año siguiente emprendí los estudios filosóficos en el "Seminario Mayor Santa María Reina", los cuales concluí en el año 2009; en ese mismo año ingresé a la etapa teológica en el mismo Seminario Diocesano, en junio de 2012, finalicé el tercer año de Teología, en enero de 2013 ingresé a la Congregación de los Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos) en la Ciudad de México concluyendo los estudios correspondientes a la teología en el Instituto de Formación Teológica Intercongregacional de México (IFTIM). Desde Noviembre de 2013 laboré en el Centro Pastoral Casa Saulo en la ciudad de Torreón, conocido popularmente como "Centro Saulo". Actualmente trabajo en la parroquia Inmaculado Corazón de María en la colonia Torreón Jardín.

Deja un comentario