El Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, cuestionó a los sacerdotes de la Vicaría San Pablo Apóstol a quienes les recordó que la pastoral juvenil no sirve solo para tener un coro o cargadores de sillas.

El martes 24 de abril, el Purpurado mexicano cuestionó: “¿Para qué queremos una pastoral juvenil? ¿Para tener un coro? ¿Para tener jóvenes que nos ayuden a cargar sillas? No. Yo estoy convencido que la pastoral juvenil debe estar más relacionada con las vocaciones. Los documentos de la Iglesia señalan que el tiempo más oportuno para el discernimiento vocacional es la juventud”.

En un diálogo abierto con los sacerdotes, informa el SIAME, el Cardenal dijo que los sacerdotes tienen el deber de “mover” las vocaciones; “¿cómo?, pues tomando en cuenta que los jóvenes de hoy viven en un mundo digital, y nosotros no. Esto hace necesario tenerlos cercanos a nosotros, para que de ellos puedan salir vocaciones, así como jóvenes capaces de transformar la cultura con los valores del Evangelio”.

El Arzobispo Primado de México dijo que es necesario alentar la vida cristiana en los fieles desde que son niños, a través de la catequesis infantil.

“Se trata de un acompañamiento en donde el niño puada hacer de su parroquia su casa. Que no solo sea monaguillo. El monaguillo no funciona tan bien si no va acompañado de la Catequesis”, dijo.

“Si las cosas litúrgicas las ampliamos al proceso de la infancia de los niños y de las niñas, entonces tendremos vocaciones”, resaltó.

Comentando luego la realidad de la Vicaría VII, el Cardenal dijo que “uno la puede ubicar como una de las zonas geográficas más populares de la Ciudad de México, con tradiciones como las de los pueblos originarios y sus mayordomías, con diversas problemáticas sociales, con mucho comercio informal; realidades que hay que considerar, por lo cual se hace muy necesario hacer uso de las estructuras de la Iglesia”.

Deja un comentario